Sobre la IA y la necesidad de su control

Todas las herramientas se pueden usar al menos de dos formas: bien y mal. Con un hacha Vd. puede hacer leña y asegurar lumbre en su hogar, una noche tranquila y cálida, sin peligro para Vd. y sus próximos, además de ingerir alimentos cocinados que mejorarán su digestión y, en consecuencia, mejorarán y alargarán su vida. También puede, alternativamente, partirle el cráneo a su vecino por cualquier disputa con mayor o menor fundamento. La misma hacha sirve para ambos cometidos. El hacha no es más que una herramienta.
La IA no es más que una herramienta y, por tanto, entra plenamente en ese esquema tan simple. El problema viene cuando reflexionamos sobre la extraordinaria potencia de esa herramienta.
La IA resultará insustituible creando nuevos medicamentos, por ejemplo. Alternativamente, podremos crear robots soldados autónomos que, al no ser humanos, estarán exentos del concepto de compasión.
No nos olvidemos de algo importante: la Inteligencia artificial no es inteligente en el sentido humano del término por la sencilla razón de que cualquier sistema informático concebible ahora mismo actúa «computando», o sea calculando. No tenemos nada claro aún como actúa el cerebro humano (véase el Proyecto Brain, por ejemplo aquí: https://naukas.com/2017/10/22/neurocosas-capitulo-14-rafael-yuste-proyecto-brain/ ) pero si podemos asegurar algo: no computa. O más exactamente: cuando computa es una auténtica calamidad ya que no está hecho para eso. Los procesos de adquisición de datos, su asimilación y toma de decisiones en el Hombre no funcionan mediante cómputo. La inteligencia humana no es computacional. En consecuencia, la IA no es inteligencia, es….. otra cosa, con potencia creciendo en forma exponencial. En mi opinión, cualquier especulación sobre la eventual «toma de conciencia» de una Skynet está aquí, ahora y en un futuro razonablemente próximo fuera de lugar. Nuestro miedo a la IA no debe venir en modo alguno de ahí sino de algo mucho más simple y previsible: ¿Qué usos le va a dar el Hombre a esta nueva y extraordinariamente potente herramienta? La pistola no mata: lo hace la persona que la empuña.
Si, debemos controlar el proceso de desarrollo de la IA, sin duda. El problema, como siempre, es que esto es global: de poco servirá que Europa se autocontrole. El Hombre está globalizándolo todo menos la toma de decisiones que le afectan de forma global. Lean el artículo de El País.

Muy buenas noches tengan todos Vds.

https://elpais.com/elpais/2018/11/14/ciencia/1542200816_940108.html

 

 

Leave a Comment

All fields are required. Your email address will not be published.