Sobre los “recortes de Bruselas” y el déficit

Vuelven a escucharse voces que hablan de “los recortes impuestos por Bruselas”. Conviene aclararlo aunque no dudo que para la mayoría de Vds. será innecesario: Bruselas nunca ha impuesto, ni impone ningún recorte. Bruselas impone la contención del déficit, que no es lo mismo. Y déficit no es sino la situación que se produce cuando la diferencia entre ingreso y gasto es negativa. Lo que cada Estado debe decidir, porque es competencia suya mientras otro tratado no haya cedido esa parte de la soberanía (ojalá no tarde), es cómo se disminuye el déficit según la disyuntiva no excluyente: subir ingresos o bajar gastos, o sea, haciendo Política, con mayúsculas.
Y, me parece a mí que esa exigencia es muy sensata por cuanto si se ingresa menos de lo que se gasta, hay que pedir prestado. Y uno puede pedir prestado en momentos concretos y para efectuar gastos concretos, pero no debe, o mejor no puede, vivir del crédito como norma.
No me siento nada cómodo escribiendo sobre obviedades, pero es que hoy lo he tenido que explicar tres veces a tres personas distintas. Por consiguiente, igual es que esta obviedad no cala. Igual es que se considera que cuándo se incurre en déficit, con la necesidad consiguiente de pedir prestado, el que se entrampa es “el Estado”, no la ciudadanía, lo cual es sin duda una idea cuando menos sorprendente. Igual es que la ciudadanía cree que ese tipo de créditos no son como los de las hipotecas, o sea que no hay que pagarlos y con interés. Igual es que a los políticos en general les viene divinamente tener a alguien, allá en las alturas, a quien echar la culpa: “Lo siento, esto viene impuesto desde Bruselas”. Pues no. No es verdad.
Muy buenas noches tengan todos Vds.

Leave a Comment

All fields are required. Your email address will not be published.