Sobre mí

Soy un niño nacido en 1956 en Valladolid y que muy pronto quedó fascinado por la conquista del espacio. Naturalmente, quería ser astronauta. Crecí y me fui educando en aquel viejo régimen, en la “Guerra Fría”, y muy pronto la realidad se impuso: alguien nacido aquí, en aquel año, iba a tener difícil subir a una nave espacial como no se produjera alguna abducción a alguno de los “platillos volantes” que estaban de moda. Alternativamente, decidí muy pronto, en la adolescencia, ser físico.

Y aquí me tienen unos cuantos años después: soy Catedrático de Física, en su especialidad de Óptica, en la Universidad de Valladolid. Dedico (iba a decir “he dedicado”, afortunadamente he corregido a tiempo), por consiguiente, mi vida a la docencia y a la investigación científica. De hecho, tengo el honor de dirigir uno de los mejores grupos de investigación de mi Universidad: el Grupo de Óptica Atmosférica (GOA-UVA).

Y soy lector infatigable y melómano empedernido. Siempre cuento que descubrí la música llamada clásica gracias al grupo de “rock sinfónico” Emerson, Lake & Palmer y su versión de los “Cuadros para una Exposición”. Me picó la curiosidad y aquí me tienen: abonado a todo lo que se programa en el Auditorio Miguel Delibes, con mención especial a “nuestra” orquesta, la OSCyL.

Por cierto: intento aprender a tocar el piano. Tal vez en otra vida o en algún universo paralelo conseguiré ser un afamado concertista.

Quien quiera saber algo más de mí, ya sabe dónde encontrarme. Algún secreto tengo, pero tampoco crean que tantos.